Ocio Alicante

Actualidad y noticias de ocio, cultura y eventos de la provincia de Alicante

Publicidad Skyscrapper Horizontal

Publicidad Skyscrapper Horizontal

Información

Aixames, Fatxos, Atxes, Torxes, Xameles. Tradiciones de Nochebuena en la provincia de Alicante

Fiesta de les Aixames Jijona

Por la fiesta de la víspera de la Navidad, la Nochebuena, cada 24 de diciembre, si planteas venir ya sea por solitario o por la provincia de Alicante con una empresa organizadora de eventos, no debes dejar de descubrir una tradición poco conocida, pero muy arraigada en algunas localidades de interior de la provincia de Alicante, la fiesta de las Aixames. También conocida como los fatxos, faies, aixames, atxes, xameles, «Les Axiames» o «Rodà de les aixames» es una tradición de origen de la tradición es pagano y se mantiene viva, desde hace centenares de años.

Se celebra en algunos pueblos de las comarcas de la provincia de Alicante como La Marina, El Comtat, La Vall d’Abaida, Les Foies (de Castalla y de Jijona) y el Vinalopó. Está tradición está arraigada localidades de Relleu, Jijona, Torremanzanas, Tibi, Elche, Elda, Petrer, Onil, Beniarrés, Gayanes, Benimasot, Facheca o Agullent, entre otras.

Suele comenzar sobre las siete de la tarde, con una invasión de ramos de esparto encendidos y en movimiento, que son ondeados para ofrecer calor simbólico al niño Jesús (o “Jesuset”) en su nacimiento. Los ramos son entregados de manera gratuita a los asistentes que lo deseen.

Esta tradición llena los pueblos de calor y colorido, unas horas antes de la tradicional cena en famila. Los niños de la localidad van recorriendo las calles con las aixames de esparto y van cantando villancicos pidiendo el aguinaldo o les estrenes (como le decimos aquí al dinero que nos dan los abuelos, padrinos y tíos en el día de Navidad). Cuando llegan a la plaza mayor, encienden las antorchas y las empiezan a rodar para que éstas no se apaguen. Esta forma de mantenerlas encendidas es conocida como Menar de aixames.

Durante la Menar d’aixames, se bebe mistela y se comen pastas navideñas, mientras suena música popular amenizada con dolçaines y guitarras.

Además, pueden organizarse concursos al fatxo más grande que se pueda rodar, al fatxo más pequeño, al fatxo más artístico, a la persona de mayor edad que ruede fatxos, al niño o niña de menor edad que ruede fatxos de forma autónoma (premio: un “arguilando” o lote navideño).​

Origen de la tradición de la fiesta de «Les Aixames»

Actualmente se ignora el motivo u origen de este ritual de «Rodar les aixames2», pero se piensa que comenzó como una especie de ritual.

Este ritual comenzó como una celebración pagana, relacionada con los pastores que habitaban en estas tierras y que hacían «fatxos» para iluminarse y dar calor a sus hogares durante el invierno. Posteriormente, esta celebración pagana se convirtió en fiesta religiosa cristiana, con el fuego como elemento purificador como esencia, simbolizando el anuncio del inicio de la Navidad.

La tradición es muy variopinta y se puede encontrar con distintos nombres en la provincia de Alicante.

  • Las Aixames son típicas de las poblaciones de Jijona, Tibi, Torremanzanas y Relleu
  • Los Fatxos de Onil, Elda, Petrer, o del Carché, una zona valenciano-hablante, situada a caballo de las provincias de Murcia y Alicante.
  • Torxes de farigola (tomillo) en Gaianes
  • Xameles de farigola (tomillo) en Benimassot
  • Atxes en Elche (Alicante)

También es una tradición, de otras comarcas de la geografía española como Bagà, Sant Julià de Cerdanyola, Riera de Gaià, Taradell, Folgueroles, Palmera, Játiva o Tuéjar. También puede ser conocida esta tradición como Fia-Faia o Falles de la Nit de Nadal.

Aixama, atxa, xamela, fatxo

Una aixama o fatxo, es comúnmente es un manojo de esparto que se quema lentamente. Están hechos a mano con esparto verde y seco cogido días antes de Nochebuena en las sierras circundantes por  los “Colivencs”. El esparto seco, conocido como «totxa», es el componente esencial del «fatxo», mientras que el esparto verde sirve para atar el ramo y finalizarlo con un trenzado a modo de cuerda por donde se podrá coger, para encenderlo por la punta seca y rodarlo hasta que se consuma. Para que el humo huela muy bien también se suelen utilizar hierbas comunes del campo, propias del clima estepario alicantino, como son el romero, tomillo o el espliego.​

DEJA UNA RESPUESTA

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *